miércoles, 19 de noviembre de 2008

Manifiesto del Colectivo Estudiantil en Lucha

MANIFIESTO
Colectivo Estudiantil en Lucha


El Colectivo Estudiantil en Lucha surge a partir de una observación hacia otros movimientos sociales -tanto históricos como actuales- que han luchado por la justicia, la equidad, la libertad y por una vida más digna para los pueblos. Esta observación generó entre nosotros, los estudiantes, un análisis crítico en torno al papel que jugamos ante esta realidad de inequidad, deshumanización y represión que se vive en la actualidad -y desde tiempos históricos- en México y el mundo; planteándonos un cuestionamiento duro sobre la participación e involucramiento que hemos dejado de tener en la construcción de nuevas perspectivas y razonamientos que permitan la búsqueda de realidades más justas para la multiplicidad de sujetos que conformamos este momento histórico.

Es por esto, que el Colectivo Estudiantil en Lucha se ha planteado como un espacio donde puedan converger distintas posiciones ideológicas, políticas y culturales; como un espacio donde los estudiantes –y cualquier persona que quiera formar parte de esto- nos volvamos partícipes y constructores de nuestra realidad desde el entorno donde nos desenvolvemos como tales, la universidad. Un espacio donde se promueva la creatividad en las formas de hacer, distintas a las establecidas por el sistema actual y donde cada uno pueda encontrar un refugio a tantas inquietudes que nos atienden. Donde podamos materializar nuestras utopías. Un espacio que pretende ser autónomo, horizontal y autogestivo.

En este sentido, hemos establecido nuestra posición ante distintos ámbitos de la vida:

En una perspectiva histórica nos proponemos promover y recuperar la memoria histórica de los movimientos sociales de lucha, además de reivindicar sus formas y sus enseñanzas. Apostamos por hacer una vinculación real entre esa historia y la que iremos construyendo, ya que reconocemos que nosotros somos por ese pasado y que ese pasado nos enseña y nos guía en la construcción de un nuevo camino.

En la perspectiva económica nos colocamos en una posición claramente anticapitalista. Consideramos que este sistema es el productor y promotor de tanta desigualdad en los repartos de las riquezas, además de generar un entorno hostil, donde lo que impera es la búsqueda de la acumulación de riqueza sin importarle en el proceso a quien dañe. Este sistema quita todo lo humano a las personas haciendo de las relaciones interpersonales simples relaciones económicas, quitando toda posibilidad de autorrealización a los trabadores de las fábricas y los servicios, negándoles la educación y el esparcimiento. Los obliga, por los bajísimos sueldos, a trabajar doble jornada y con esto se ven imposibilitados de convivir con sus familias. Genera este sector que cada día se ve más ampliado por la actual crisis del sistema capitalista que nos ha dejado claro que dentro de él ya nada es posible. Es por esto que nos vemos en la necesidad de inventar nuevas formas de relaciones sociales que promuevan el trabajo colectivo y compartido en la generación de los recursos necesarios para vivir bien, todos. Una forma de trabajo e intercambio que sea equitativa y justa, donde lo que impere sea la búsqueda del bien común, donde se genere una cultura de la verdadera colectividad.

En el ámbito social proponemos la construcción de nuevas formas de transmitir información, formas creativas y que vayan de acuerdo a nuestra composición cultural pero que permitan hacer una vinculación de las distintas realidades. Un trabajo revolucionario que permita la creación de una conciencia de la realidad en la que estamos sumergidos y que, mayormente, ignoramos, a través de distintos medios –como la música, la pintura, el teatro, el cine, el internet, periódicos alternativos, talleres, boletines, etc.-; para después dar paso a los cambios que se consideren necesarios para crear una realidad mejor para todos. Además de trabajar imperantemente por la recuperación de los espacios públicos que cada vez trabajan más a favor del capital, en lugar de estar realmente al servicio del pueblo. También, crear una cultura enfocada en el cuidado de nuestro entorno natural, una cultura que le dé un enfoque ecologista en los modos de la vida diaria, evitando un mayor deterioro de nuestro planeta.

En la cuestión política consideramos importante ser un lugar de encuentro de distintas posiciones políticas donde se respete y se promueva la libre militancia. Creemos que debemos construir una política muy nuestra, una que realmente exista y se conciba como la generadora de entornos favorables para mejorar las condiciones de vida de las sociedades. Una política verdaderamente horizontal e incluyente.

En torno a los movimientos sociales consideramos que hasta ahora ha sido crítica la situación de los movimientos más tradicionales de izquierda ya que ha sido evidente su carente capacidad para unificarse con otras luchas o movimientos, lo que ha perpetuado su precaria situación y fácil desarticulación por parte del gobierno. Es por esto que vemos de vital importancia hacer una cultura de vinculación entre los distintos movimientos de lucha y así potencializarnos mutuamente a través de un trabajo conjunto. Todo esto a través de la generación de espacios de debate fraterno que ayuden a consolidar las ideas, para que luego éstas puedan materializarse; además de ayudar a darnos cuenta de nuestra diversidad y generar un verdadero respeto y sentido fraternal entre nosotros, las minorías reprimidas, que juntos hacemos las mayorías. Hacer vínculos con los distintos grupos de lucha y darnos cuenta que somos parte de ellos, y ellos parte de nosotros. Que lxs indígenas, lxs obrerxs, lxs campesinxs, lxs trabajadorxs sexuales, lxs niñxs, lxs estudiantes, lxs ancianxs, lxs maestrxs, etc., somos uno solo al momento de resistir y de construir.

En torno a la Universidad de Guadalajara hoy vemos que ésta está tomada por un grupo antidemocrático y elitista, que hace lo mismo que sus antecesores: ir cerrando espacios de participación estudiantil, administrativa y académica para dejar que un grupo utilice la universidad como un negocio. Y con todo esto ir creando generaciones de estudiantes acríticos, además de limitar los espacios culturales a un solo sector económico, así como federaciones estudiantiles al servicio de sus patrones políticos y no del estudiantado, además de estar al servicio de las necesidades del sistema capitalista.

Es por todo esto que tomamos una posición determinante en torno a las federaciones de estudiantes y a la política institucional. Consideramos que estas formas de hacer política son destructoras de la autonomía y de la libertad estudiantil, además que están enfocadas en la construcción de poderes que coartan la generación de nuevas estructuras que realmente representen los intereses de los estudiantes y del pueblo en general. Estamos decididos a que nuestro movimiento esté alejado de toda política institucional y que éste se construya a partir de la búsqueda de una real autonomía, tanto individual como colectiva, de los alumnos. Además de integrar a todos los estudiantes del país en esta búsqueda, donde podamos recuperar los espacios negados al pueblo en torno a la educación. Pretendemos que este movimiento genere un espíritu crítico entre todos los estudiantes en torno a la situación actual de la educación y de la realidad social; y que nos haga constructores y dueños de nuestra educación para que ésta esté enfocada a atender las necesidades del pueblo. Que provoque en nosotros el impulso por exigir una educación digna, crítica y al servicio del pueblo.


Colectivo Estudiantil en Lucha
A 19 de noviembre del 2008




El Colectivo Estudiantil en Lucha realmente es de todos. Únete:
coleslu@yahoo.com.mx
http://coleslu.blogspot.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

tengo una pregunta. este es el manifiesto rel, es decir ya no es un borrador?
fezt

F de foco dijo...

ta chafa, mal redactado

OSCAR EMMANUEL TORRES dijo...

Me agara, es una posición clara, sin tanto rollo, abiertos, concientes... me encantaria participar con ustedes..
saludos.. Oscar Emmanuel TOrres

Comunista dijo...

El Manifiesto tiene los errores comunes de las personas que no han estudiando la lucha de clases. Es contradictorio que se coloquen como "claramente anticapitalistas" pero al mismo tiempo sostengan que la izquierda debe unirse para triunfar, por solo dar un ejemplo. Para aquellos que realmente quieran luchar por una sociedad más justa, la opción del estudiantilismo es falsa.

Anónimo dijo...

No considero que tengan una postura crítica sino más bien "criticona"(que no es lo mismo).
¿Bien común? Entonces si busco éste, me voy a la Iglesia de mi localidad. Se refieren más bien al "bienestar general".
"Perspectiva económica": ¿Por qué la consideran de esa manera? Esa consideración es la que todo mundo tenemos (sapiencia popular).
"Inventar nuevas formas de relaciones sociales" de dónde? Las relaciones sociales no se inventan, se generan.
Éstas son unas de las barbaridades que dicen en su manifiesto, que muestra lo poco que saben de política, teoría social y hasta de lucha de clases.
Y no únicamente el estudiantilismo -que sepa cuál será ése según ustedes- es "falso" para luchar por una sociedad más justa: tampoco el colectivismo es una solución; éste forma estudiantes irresponsables, inmaduros, que dan mal aspecto de la universidad ante estudiantes extranjeros.